TE QUIERO, TE ODIO, ME ERES INDIFERENTE

Parece mentira que seamos capaces de haber amado, deseado y vivido con una persona y que esa misma que conoce nuestro más íntimos anhelos, nuestros sueños, nuestro cuerpo puede convertirse en un desconocida.

Quizás incluso lleguemos a odiarla, y es que ya lo dice el dicho popular “del amor al odio hay un paso”.

Es difícil poder ser amigos después de una ruptura, no digo que no sea posible, sólo digo que es complicado. Los motivos de la ruptura y la forma en que la llevemos a cabo es sin duda, lo que marca nuestra relación futura.

"Del amor al odio hay un paso"
Aunque tanto cuando amamos como cuando odiamos tenemos sentimientos por la otra persona, y lo óptimo es llegar a la indifencia, que es la falta total de ellos

Cuando nos dejan por otra persona, cuando hemos sufrido maltrato psicológico, cuando nos abandonan sin que hubiéramos sospechado que algo iba mal…es difícil tener una buena relación  tras dejar de ser pareja.

El odio es una herramienta que nos ayuda a superar una ruptura. Pero debería ser una fase más, porque si nos anclamos en él, los únicos que vamos a sufrir somos nosotros, porque no pasaremos página.

Lo óptimo es llegar a sentir indiferencia, aunque no es fácil después de haber compartido tantas cosas.

Si no tenemos hijos comunes es mucho más fácil, porque después de repartir nuestras cosas, hipoteca incluida si es el caso, podemos cerrar la puerta y no volver a saber nada de esta persona, por lo menos por un tiempo, hasta superar el duelo.

Si por el contrario tenemos hijos, la cosa se pone más difícil.  Estamos atados de por vida. Es como una penitencia, una mochila con piedras siempre a la espalda.

Es como vivir en una montaña rusa, cuando viene una subida, sabemos que en breves vendrá una bajada.

Tenemos que pensar que si viviéramos juntos también discutiríamos por los temas de la educación de los hijos. Estando separados lo haremos menos, probablemente, pero nos pondrá de mucho peor humor que si fuera una discusión familiar.

La clave está en respirar hondo e intentar no entrar al «trapo en caliente».

Hay que intentar que la relación sea cordial por los niños, hacer un esfuerzo, a veces inhumano para que se vean afectados lo menos posible.

Repetiremos una y mil veces vez algo que debería ser la “primer mandamiento” de los padres divorciados: NUNCA se debe hablar mal de la ex pareja delante de los hijos.

El tiempo siempre juega a nuestro favor, apaciguando los sentimientos negativos y haciéndonos ser más racionales, aunque no siempre lo cura todo.

Las nuevas tecnologías, whatsApp, Facebook, Twitter…., tampoco ayudan mucho a la desconexión de la otra persona. Hay que evitar utilizarlas para seguir estando al tanto de su día a día,  ya que  no nos aportan nada positivo, sino todo lo contrario.

En De Cero Zaragoza, te ayudamos a superar los conflictos que puedas llegar a tener con tu ex, para facilitarte la superación de una manera más sana.

Deja que te ayudemos

LLÁMANOS

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
Responder

DE CERO

Pº Calanda, nº 9 1ºE
655 98 20 22
669 38 06 88
info@de-cero.com

¡Tu sonrisa es nuestra prioridad!

En DE CERO, ese es nuestro objetivo, que vuelvas a amar la vida, a levantarte por la mañana con optimismo.
Vamos a ayudarte a conseguirlo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies