LOS CELOS ¿AMOR O INSEGURIDAD?

Los celos representan una de las emociones más naturales o esenciales y al mismo tiempo, una de las más oscuras, dañinas e incómodas que existen.

No es un sentimiento que únicamente tengamos los humanos, se ha observado que también lo profesan diferentes animales (monos, elefantes, perros…).

Desde siempre se ha dicho que “Si tiene celos es porque me quiere”, y es cierto que hay algo de verdad en ello, pero es una verdad envenenada.

Como en casi todo en la vida, existen niveles, siendo los más altos insoportables para la convivencia.

Pero, ¿Qué son los celos?

Los celos son una respuesta emocional , tanto en hombres como en mujeres y están ligados  a proteger lo que se quiere.

Las personas aprecian, quieren y aman lo que consideran suyo, sus puestos de trabajo, sus amigos, sus parejas, etc., y la idea de perderlos o tan solo peligrar su existencia, los martiriza con este horrible sentimiento.

Incluso en los bebés ya se observa este comportamiento, que es inherente al ser humano.

celos-1

CELOPATÍA

Los celos se vuelven anormales cuando son intensos y constantes, son como un aguijón que se clava con todo su veneno.

Reflejan la existencia de una inseguridad personal, así como un sentimiento de posesión sobre la pareja y de un temor a perderla en beneficio de un rival, e interfieren negativamente en la vida cotidiana.

La persona celópata tiene la idea delirante de que su pareja le es infiel, aunque no haya ninguna prueba para ello.

Confunden la relación sentimental entre dos personas con la posesión, se creen dueños de su pareja y se obsesionan con controlar sus movimientos con el objetivo de “pillarle” en su infidelidad.

Además, se fijan en acontecimientos insignificantes para acusar a su pareja y, aunque ésta le demuestre que no es cierto, el celópata no estará dispuesto a cambiar de opinión  y reconocer su error.

En la era tecnológica en la que vivimos, la vigilancia de la pareja es mucho más sencilla.

Un celópata controla el móvil de su pareja, incluso lee sus conversaciones privadas. Está atento de cuando está en línea por WhatsApp y elucubra con quién estará hablando.

Vigila sus redes sociales, llegando incluso a enfadarse si ha clicado “me gusta” en sitios que no le agraden”, o ha aceptado como amigo/a a alguien que sea “potencialmente peligroso”.

espiar-movil

El sufrimiento que crea este sentimiento es enorme.

-La persona que no puede controlar sentirse así, es esclavo de sus miedos e inseguridades, se siente insignificante al pensar que cualquiera puede robarle a su pareja.

Promete que nunca más volverá a montar una “escena de celos” , pero no puede remediar que este sentimiento se lo coma por dentro y termina sacándolo de nuevo a la menor ocasión.

Y es que como patología que es considerada, debe ser tratada por un profesional, si de verdad pretendemos controlar esta emoción tan dañina.

 

-La persona celada también sufre, y mucho. Haga lo que haga nunca es suficiente para demostrar que es con esa persona y “sólo con esa” con la que quiere estar.

Deja de hacer muchas cosas que realmente le apetecen realizar, por el simple hecho de no empezar una discusión con su pareja.

Se convierte en otra “esclava” de este sentimiento, pero en este caso, cambiando su vida, sus amistades e incluso su forma de ser y vestir para no provocar a la fiera que vive dentro de su pareja.

¿Los celos son una forma de maltrato psicológico? Pues en su grado más radical, sí.

Respondamos púes a la pregunta que os he expuesto en el título del artículo.

Los Celos: ¿Amor o inseguridad?

En baja medida es el sentimiento que se tiene cuando queremos a alguien y sentimos una pequeña molestia al ver que podemos perder a esa persona. Es normal, y nos demuestra que nuestra pareja nos importa.

En grado más elevado deriva en una relación tóxica que se crea debido a nuestras inseguridades, el deseo de poseer a alguien (sólo se pueden poseer las cosas y no las personas), y el miedo de que cualquiera daría más la talla que nosotros mismos. ¿Amor en estos casos? Sí, pero enfermo. No basta con que te quieran, sino que lo hagan de la manera que tú necesitas.

"No me quieras tanto y quiéreme mejor"

Son muchas las personas que  viven inmersas en relaciones con estas características.

Si amas a tu pareja pero no puedes vivir feliz, porque los celos lo imposibilitan, no dudes en venir a DE CERO  para sanar tanto tu relación, como a vosotros individualmente.

¡Deja de vivir este infierno!

¡LLÁMANOS!

¡Podemos ayudarte!

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
Responder

DE CERO

Pº Calanda, nº 9 1ºE
655 98 20 22
669 38 06 88
info@de-cero.com

¡Tu sonrisa es nuestra prioridad!

En DE CERO, ese es nuestro objetivo, que vuelvas a amar la vida, a levantarte por la mañana con optimismo.
Vamos a ayudarte a conseguirlo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies