TÚ, ¿POR QUÉ BRINDAS?

Se acerca la última noche del año y todo el mundo DEBE estar feliz y desear a los demás, que el año que viene sea maravilloso.

¿Pero qué pasa con las personas que no sienten esa “felicidad obligada”?

Cuando en este 2016, tu vida se ha roto por un divorcio o una ruptura, cuando aún estás en pleno duelo, cuando sientes que no hay esperanza, no sabes muy bien por qué brindar cuando suena la última campanada.

Los llamados “Penélopes» (la espera se transforma en una constante existencial en su vida) brindan porque esa persona que se ha marchado vuelva arrepentida a su lado.

Hay personas que brindan porque le suceda una desgracia a su ex/amor, o sea tan infeliz como ellos se sienten ahora.

En estos dos casos, todavía se está en pleno proceso de duelo, los primeros en la fase de ACEPTACIÓN de lo que ha pasado, y los segundos en la IRA.

Fases que hay que transitar, pero no extender en el tiempo si uno quiere curarse las heridas y volver a empezar DE CERO.

Los hay que brindar por tener un nuevo amor, pensando que es la única manera de volver a ser felices.

Estas personas son las que tienen un  miedo atroz a la soledad y escogen cualquier pareja, sin criterio ninguno, con tal de no sentirse solos.

A veces, se nos olvida algo que en principio es muy obvio, el propósito de la vida es ser feliz.  A veces la gente me pregunta que me gustaría que fuese mi hijo de mayor, ¿médico, abogado, bombero?, pues no, yo lo único que quiero es que sea FELIZ.

Pero después de pasar una ruptura, y más si ha sido traumática, hay que andar un camino largo hacia la felicidad, y yo, que soy una más que lo ha andado, sé, que el primer paso para conseguirla es hallar PAZ.

¿PAZ?  Sí, paz.

Poder estar en calma, tanto en compañía, como en nuestros momentos de soledad.

Que las lágrimas dejen de correr por nuestra cara y poco a poco la sonrisa empiece a dibujarse en el rostro.

Sentirnos bien con nosotros mismos, perdonarnos, perdonar al otro.

Aprender a querernos, para saber que merecemos, y no aceptar cualquier tipo de amor o compañía, sino una que realmente valga la pena.

Antes de terminar, yo quiero brindar por aquellas personas que no se levantarían de la cama, pero por AMOR lo hacen.

AMOR a sus hijos, a sus padres, a sus amigos, a la vida….

Gracias a todas por esforzaros en sonreír cuando vuestro corazón llora, yo os deseo un feliz 2017, y os prometo que todo pasa, todo se supera, y que aunque el camino es largo, después de encontrar la PAZ, llega la FELICIDAD.

Feliz 2017 a todos y en especial a la gente que forma este maravilloso proyecto llamada DE CERO, este año mi brindis especial es para vosotros.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
Responder

DE CERO

Pº Calanda, nº 9 1ºE
655 98 20 22
669 38 06 88
info@de-cero.com

¡Tu sonrisa es nuestra prioridad!

En DE CERO, ese es nuestro objetivo, que vuelvas a amar la vida, a levantarte por la mañana con optimismo.
Vamos a ayudarte a conseguirlo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies