VENTAJAS DE SER UNA MADRE DIVORCIADA

En los últimos meses, tras unas declaraciones de la periodista Samanta Villar, ha habido un gran debate sobre el tema de la “maternidad”.

Ha salido a la palestra, lo duro y agotador que es la crianza de un hijo.

Nos han vendido a lo largo del tiempo, que todo es maravilloso y que sobre todo la mujer, se siente totalmente completa (tras un dolor insoportable), desde el minuto uno que ve a su retoño.

Y no seré yo quien diga lo contrario. Ser madre es una experiencia única. Es el amor más verdadero, más fuerte e intenso que yo haya conocido nuca. Pero el camino de la crianza no está solo lleno de flores y nubes de algodón.

¿Pero qué pasa cuando decidimos divorciamos en medio de este camino?
¿Qué siente una madre que hasta ese momento ha visto a sus hijos cada día, cuando tienen que estar sin ellos?

Cómo seres humanos que somos, lo primero que sientes es miedo a lo desconocido.

El proceso de acoplamiento a la nueva vida es duro y difícil.

De repente, no solo nos encontramos sin pareja, sino que también hay días en los que no tenemos a nuestros hijos al lado. Tenemos que aceptar que nuestros hijos, lo que más queremos en el mundo, van a tener una vida paralela, que nosotras no controlamos.

Vivimos en una continua montaña rusa de emociones, donde las negativas son las reinas de nuestro presente (tristeza, miedo, ira…).

Ahora bien, y esto es el quid de este artículo, una vez estabilizados, aceptando lo que nos ha pasado, y haciendo que encajen las piezas de nuestra nueva vida, resulta que descubres que egoístamente “esto de la separación” no es tan malo para la crianza.

Y quiero que no me malentendáis, para vivirlo de forma positiva se tienen que dar unos condicionantes:

1.- Saber que tu hijo/s están bien atendidos y felices con su padre.

2.- Que la relación con el padre de tus hijos, sea fluida para estar informada de las cosas importantes que puedan ocurrirles en el tiempo que no están contigo.

3.- Que se cumplan los pactos económicos y de días de custodia, para que tú puedas realmente organizar tu nueva vida.

Si estos preceptos se cumplen, os diré que la maternidad de una mujer divorciada con un hijo, puede ser muy feliz.

Como Samanta dice, hay veces que los niños llegan a superarte. Y no hay madre que no reconozca que eso le ha pasado más de una vez.

people-217251_1280

Cada vez se difumina más, que además de madres somos mujeres.

El ocio familiar, se centra principalmente, en extraescolares de tus hijos, cumpleaños de amiguitos, fiestas del colegio…los niños de hoy en día, copan todo nuestro mundo.

Pero una madre divorciada, tiene tiempo donde sólo es mujer. Donde lee, ve películas de adultos, sale de cañas, se da un masaje, o simplemente duerme a pierna suelta. Y todo ello sin tener sentimiento de culpa, o prisa en irse, porque en la mejor de las circunstancias, los niños a las 8-00 de la mañana ya les van a pedir el desayuno.

¡¡Bienvenidas a todas a vuestras dos nuevas vidas!!

Una centrada en vuestros hijos, en restaurantes concebidos para ir con niños, en reuniones de papas de cole, en cumples en sitios de bolas donde el ruido es atronador.

Y otra centrada en vosotras, donde ver un niño en un restaurante hace que te cambies de mesa, porque si tú no tienes a los tuyos, raramente te apetece aguantar a otros.

Suena duro, y es ciertamente polémico, pero es así.

Otra cosa positiva, es que nunca llegas a ese estado de agotamiento como las madres convencionales, y siempre que estás con ellos, lo haces al 100%.

Lo importante es saber disfrutar cada día, tanto si estás con ellos como si no lo estás.

Somos animales de costumbres, y yo misma reconozco que después de tantos años viviendo la maternidad de esta forma, no imagino hacerlo de otra.

Así que las que estéis ahora en plena ruptura, y os preocupe mucho este tema, luchar para que los preceptos básicos se cumplan y podáis ser felices en esta modalidad de maternidad, no viendo sólo los puntos negativos, sino los muchos positivos que vais a ir conociendo conforme la vida os los vaya enseñando.

Niños felices son el resultado de padres felices, esto no lo olvides nunca.

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
2 comentarios
  1. Pues realmente opino que siempre que no haya habido malos tratos o circunsatncia semejante, y la separacion haya sido realmente igualitaria,para ambos miembros, la ventaja de ser madre divirciada es la misma que ser padre divirciado.
    Evidentemente, pienso que la justicia a de mejorar mucho en este campo.
    Ademas, el criar a los hijos asi,en unos años veremos los resultados, positivos o negativos.

Responder

DE CERO

Pº Calanda, nº 9 1ºE
655 98 20 22
657 28 98 83
info@de-cero.com

¡Tu sonrisa es nuestra prioridad!

En DE CERO, ese es nuestro objetivo, que vuelvas a amar la vida, a levantarte por la mañana con optimismo.
Vamos a ayudarte a conseguirlo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR