¿HAY JUSTICIA ENTRE HOMBRES Y MUJERES EN LOS DIVORCIOS?

El sábado 19 de Agosto recibí una gran lección. Creí un poco más en el ser humano.

De Cero, con David, nuestro abogado a la cabeza, propuso un debate donde se iba a tratar si el divorcio es igual de justo para hombres y mujeres.

En mi cabeza, se presentaba un debate caliente, pensaba que el ambiente se caldearía al ser un grupo heterogéneo, formado por más de 20 personas, hombres y mujeres.

El tema era polémico, hemos oído mucho hablar del desfavorecimiento de los hombres en el momento que se divorcian, de que la ley ha cambiado y ahora es igual para todos, de pensiones compensatorias injustas, de pisos dónde los dos pagan hipoteca pero disfrutan las mujeres…un sinfín de temáticas complicadas que pueden tener puntos de vista muy diversos.

¿Y cuál fue mi sorpresa, os preguntaréis los que no pudisteis asistir? Pues que esto quedo en segundo plano.

Que por mucho que en foros de personas que no han sufrido en su piel una ruptura, esto sea lo que se comente cuando sale la palabra DIVORCIO, no es lo que preocupa a la mayor parte de personas que como un asistente dijo, “le han comido el corazón a cucharadas”

pregnancy-2221960_1920

LOS HIJOS, nuestros cachorros, salidos de nuestras entrañas o de las de la mujer que un día decidimos fuera nuestra compañera en el camino de la paternidad, fue la ÚNICA preocupación que se debatió en esa reunión.

Una persona siente que su divorcio ha sido justo según el tiempo que puedan pasar con sus hijos y el bienestar que estos tengan después de la ruptura de la pareja.

Estaban los que sufrían por no poder verlos todo lo que quisieran, madres partidas en dos al tener que contestar la pregunta que sus hijos les habían hecho de, ¿papá nos ha abandonado?, casos de regímenes de visita que no se cumplen, personas que se imponen para poder participar en la educación de sus hijos….

No se habló de dinero, ni de ventajas de ninguno de los dos sexos…y es que, ¿existe la posibilidad de ganar en un divorcio?

Con el tiempo y visto en perspectiva, sí, las relaciones tóxicas hay que finiquitarlas…pero un divorcio en principio es un duelo, un hachazo a unos proyectos e ilusiones que con tanto amor y dedicación comenzamos un día, y que han fracasado.

Nadie gana, porque es una división, y dividir es restar, y para ganar hay que multiplicar.

De cada tres parejas, dos se divorcian según las estádisticas, y esto nos está llevando a una generación de niños que no han vivido en familias tradicionales.

Nuestros padres son el referente de amor de pareja que tenemos, ¿será esta nueva generación, una generación rota? Esto me lo he preguntado muchas veces.

¿Cómo verán el amor, y la pareja?, ¿Sabrán gestionarlo adecuadamente?

Igual que ni psicólogos ni pediatras se ponen de acuerdo en cómo va a afectar las nuevas tecnologías a estas generaciones que antes de hablar ya saben utilizar su dedito para usar aparatos electrónicos, yo me preguntaba qué sería de esta avalancha de niños y jóvenes que ven el amor de pareja desde otro prisma, donde  “el amor para siempre es escaso”.

Niños utilizados como moneda de cambio, para dañar a la ex pareja, niños que escuchan como papá y mamá hablan pestes el uno del otro.

Ayer supe que “todo va salir bien”. Escuche a todo tipo de personas, con historias muy diferentes pero con algo común: AMOR A SUS HIJOS. Gente que intenta hacerlo bien pese a todo.

Un hijo es feliz si sus padres son felices, lo quieren y velan por él.

Da igual si sus padres viven juntos o separados, siempre que se mantenga el respeto y los dejemos al margen de nuestras, muchas veces, heridas sangrantes, producidas por su otro progenitor.

Diferenciemos al padre del marido, a la mujer de la madre.

En un debate sobre la justicia, la justicia es que nuestros niños o jóvenes no sufran. Y no puedo estar más de acuerdo en que esa es la definición real de JUSTICIA cuando se habla de divorcio.  Orgullo es lo que me hicisteis sentir. Gracias.

Y para terminar, quiero compartir las frases con las que algunos de vosotros cerrasteis este debate, que para mí, fue un grito de esperanza:

  • Amor a los hijos es lo primero
  • Sino has sido un buen marido, sé un buen padre
  • No utilicemos a los hijos para bien propio
  • Tengo que estar yo bien, para que mis hijos estén bien
  • La venganza destroza
  • Es mejor un buen acuerdo que un buen juicio.
20170819_211646

¡¡Apúntate a nuestro "Club Social"!!

Si quieres participar en nuestras actividades: debates, salidas, talleres, terapias…no dudes en ponerte en contacto conmigo.

Telf: 655 98 20 22

info@de-cero.com

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
Responder

DE CERO

Pº Calanda, nº 9 1ºE
655 98 20 22
657 28 98 83
info@de-cero.com

¡Tu sonrisa es nuestra prioridad!

En DE CERO, ese es nuestro objetivo, que vuelvas a amar la vida, a levantarte por la mañana con optimismo.
Vamos a ayudarte a conseguirlo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR